Entrevista radiofónica para el programa “Con fuerza heavy”

Entrevista radiofónica para el programa “Con fuerza heavy” El programa de radio “Con fuerza heavy” se puso en contacto con nosotros para entrevistar a Sancet y hablar sobre el nuevo disco “En Directo” y muchas más cosas. No te pierdas la entrevista a Sancet a partir del minuto 59. ESCUCHAR PODCAST

“Nos gusta la música” entrevista a Sancet

“Nos gusta la música” entrevista a Sancet Días después de nuestro concierto grabación CD+DVD “En Directo” la web Nos gusta la música se puso en contacto con Sancet para hacerle unas cuantas preguntas sobre dicho concierto, las colaboraciones del mismo, el futuro de Insolenzia, la situación del rock y mucho más. Dos páginas de entrevista muy bien documentada que hará las delicias de todo seguidor de Insolenzia. Entre otras cosas, le pidieron que hablase de sus compañeros de grupo y esto fue lo que dijo Sancet: Isabel Marco Con toda la sinceridad del mundo e intentando ser objetivo, para mí Isabel es la roquera más auténtica que ha habido en este país. Posee una de las mejores voces femeninas del rock estatal, tiene un estilazo brutal con la guitarra, es una fiera en directo…; pero, además, es una música muy intuitiva y con muy buen gusto. Ella nos hace las preproducciones y graba todo de forma autodidacta. Como aficionado al rock, me encanta escucharla cantar y disfruto mucho viéndola en directo cuando me retiro en alguna canción. Sinceramente, me gustaría poder verla en directo más y creo que Insolenzia ganaría mucho si ella fuese la única voz. Félix Ruiz Félix es muchísimo más importante de lo que la gente puede pensar, ya que se deja ver menos, va a menos actos y hace su vida…; pero Félix es una pieza fundamental en Insolenzia. Félix y yo llevamos juntos desde el año 2000 y no sé dar un paso sin él. Además, como guitarrista me encanta su chulería y sus riffs. Tiene una forma de tocar que empasta perfectamente con mi forma de entender el rock y las melodías me salen solas. Tiene muy buen gusto tocando y suele acertar en lo que funciona en una canción y lo que no. Miguel Lúcia Miguel es un maestro de los pies a la cabeza. Es el músico del grupo, el que entiende de armonías, el alumno aventajado de Iker que consigue aprender absolutamente todo y aplicarlo en las siguientes canciones de Insolenzia. Su papel es importantísimo en cuanto a la composición; pero, además, tiene una puesta en escena en directo que me encanta (una auténtica bestia del escenario). La entrada de Miguel en el grupo fue vital no solo por sus habilidades musicales, sino porque Miguel es una persona que trabaja para el equipo y no para su lucimiento personal. Él disfruta enseñando lo que sabe y haciéndonos crecer a todos. Daniel Benito Benito es un trabajador incansable que siempre está dispuesto a todo y que nunca falla. Llevamos tocando juntos toda la vida y me hace muy feliz ver cómo ha crecido como músico. Es un bajista preciso y con muy buenas ideas a nivel compositivo. En directo es el bajista que siempre querría tener, un volcán en erupción, puro rock recorriendo el escenario y con esa melena moviéndose sin parar. Benito ama a Insolenzia con todas sus fuerzas y siempre está dispuesto a todo por el grupo. Es un luchador, muy generoso y un excelente compañero. Chuan Pablo Sancho Chuan es una maravillosa anarquía difícil de clasificar. Como batería tiene un estilo muy personal, con mucha pegada, que le convierte en las mandíbulas de Insolenzia. Me encanta la complicidad que tiene con todos los miembros de Insolenzia. No se limita a estar detrás, sino que pone toda su alma para ser el corazón de Insolenzia. Sabe brillar con luz propia, anteponiendo a Insolenzia, aunque eso se cumple en todos los componentes del grupo. Insolenzia es mucho más importante que cualquiera de nosotros. Esto es solo un pequeño ejemplo de lo mucho que os vais a encontrar en esta amena conversación. No os la podéis perder: LEER...

Solo es un juego

Solo es un juego RELATO CORTO – Daniel Sancet Cueto Fotografía: Lixx; Málaga A veces lo prohibido es tan tentador que resulta imposible mirar para otro lado. El deseo es algo imposible de controlar. Suele suceder con demasiada frecuencia que aquello que no podemos tener lo queramos con más fuerza, es como cuando era pequeña y siempre prefería los juguetes de mi prima que los míos… en realidad tan solo quería que fuesen míos precisamente porque nunca iban a dejar de ser de ella. Y yo los quería solo para mí. Yo la verdad es que no suelo pensar mucho en estas cosas pero el otro día Luis me hablaba de todo esto por el chat de facebook. Dice que un deseo prohibido es como una droga suministrada en pequeñas dosis de la que siempre quieres más. Y después de pensarlo mucho creo que tiene toda la razón. Luis es amigo de mi novio desde que eran unos críos. Yo lo conozco desde hace casi cinco años, aunque tengo la sensación de conocerlo de toda la vida. Hay personas que saben escuchar muy bien y Luis es una de ellas. Así que hemos compartido tantas conversaciones que puede que sea una de las personas que mejor me conocen. La mejor forma de conocer a una persona es escucharla y yo soy una chica que si se siente cómoda no para de hablar ni un segundo. Se lo cuento absolutamente todo. Y él a mí también. Extracto de frases que me ha escrito por el chat de facebook: Me he dado cuenta de que cada vez me cuesta más trabajo dejar de mirar tu ombligo. Disfruto observándote en silencio. No se lo digas a éste pero cuando estoy contigo se me olvida que eres la novia de mi mejor amigo. No te confundas, nunca voy a ir más allá, pero tienes el mejor cuerpo que he visto en mi vida. Me vuelves loco, pero ya sabes que no soy peligroso. Ciertamente no es peligroso. Tan solo es peligroso con lo que dice, me mira fijamente y me empieza a hablar con tanta sinceridad que no puedo evitar ponerme nerviosa. Es un nerviosismo casi adolescente, esa sensación que camina entre la alegría y el miedo y que al cabo de las horas deja un poso de remordimiento irracional que nunca consigo entender. Nunca ha ido más allá de las palabras, nunca ha intentado besarme, nunca ha intentado verme desnuda ni nada por el estilo. Y sin embargo sus frases clandestinas se convierten en un juego prohibido entre nosotros dos. Y me encanta, he de reconocer que me encanta. Conversación de ayer en el chat de facebook: No puedo dejar de pensar en la foto que me enseñaste. Esa que sales entre sombras, casi a oscuras. Me hipnotiza tu espalda desnuda. El mero hecho de saber que no llevas nada y que justo al otro lado de la cámara podría llegar a ver el espectáculo más maravilloso del mundo. Es el deseo de lo prohibido. Podría matar por saber la realidad de tu pecho desnudo. Dejar de imaginar tus pezones y guardarlos para siempre donde se almacenan los recuerdos imborrables. Me callo. Perdona. Pierdo la razón y digo cosas que no se pueden decir. Sigamos guardando silencio. Los juegos no son peligrosos, los juegos son divertidos. Por eso a veces, solo a veces, me gusta ser un poco mala y le tiro de la lengua. Para que me siga diciendo esas cosas, para que siga alimentando el deseo. Me gusta saberme deseada. Creo sinceramente que a todos nos gusta sabernos deseados. Y eso no es malo. Aunque guardemos silencio, aunque nadie sepa nada de nuestro juego,...

Domingos aburridos

Domingos aburridos RELATO CORTO – Daniel Sancet Cueto Fotografía: Salambé; Madrid Los domingos son aburridos y suelen ir acompañados de un agudo dolor de cabeza que nunca sé de donde viene aunque siempre encuentro alguna pista en el cenicero, en el cd que descansa sobre la mesa del comedor y en el vaso vacío que encuentro delante de mis narices nada más levantarme. Los domingos amanezco en el sofá con la tele encendida y una profunda sensación de vacío que no me abandona hasta que llega el lunes. O el martes. O el miércoles. Eso depende. Los domingos me dejó llevar sin ninguna esperanza en cumplir lo prometido, aunque tenga examen al día siguiente, aunque haya comida familiar, aunque haya quedado con alguien que por mucho que me importe siempre me importa menos que yo mismo. Los domingos no estoy para nadie y aquel domingo no iba a ser diferente. Quemé los restos del sábado sobre la palma de mi mano, me preparé un colacao con cereales y puse toda mi atención en ese programa de la tele que te muestra hoteles maravillosos que nunca podré visitar. Mi compañero de piso salió a trompicones de su habitación con una sonrisa de oreja a oreja y con todas las prisas del mundo envueltas en su uniforme de repartidor de pizzas. Llegaba tarde al curro. Me dijo algo de que llegaría antes de que se despertase pero no le hice ni puto caso, en Dubai hay un hotel con suelos transparentes para ver los peces que nadan debajo. Cerró de un portazo y yo me quedé dormido bajo los efectos sedantes de las caladas que se dan casi en ayunas. Amanecí cuando el sol de la tarde entraba a borbotones en el comedor de nuestro piso de estudiantes. Los Metallica había okupado la habitación de mi compañero de piso y estaban ensayando. Su puta madre. Había llegado de currar y había puesto la música a toda hostia sin importarle la calidad de mi resaca y mi profundo respeto al descanso dominical. Decidí reunir todas mis fuerzas y levantarme del sofá para mandarle a tomar por el culo sin ningún tipo de miramiento. Estaba mentalizándome para ello cuando la música se paró por completo. Tumbado en el sofá, con la mirada clavada en la puerta de su habitación observé con detenimiento como se abría lentamente y aparecían unas preciosas piernas desnudas que atravesaron rápidamente la habitación y se colocaron frente a la ventana. De espaldas a mí. Ella hablaba por el móvil sin ganas, con la despreocupación del que se sabe a solas. Me quedé observando en silencio el maravilloso espectáculo que tenía ante mí. Tan solo una camiseta holgada evitaba el desnudo integral más maravilloso que jamás hubiese observado. Una camiseta llena de agujeros que como zarpazos de una noche salvaje dejaban al descubierto una sensual y atlética espalda. Colgó el móvil y se quedó mirando por la ventana conforme iba estirándose lentamente de forma felina y tremendamente hipnótica. Un estiramiento que no fue sino un nuevo regalo para los ojos que observaban en silencio y que ahora saboreaban ese culo sin ropa interior, esa curva sinuosa que bajaba por todo su costado para hacerme desembocar en sus caderas y perder la noción del espacio y del tiempo. El deseo por tocarla era tan poderoso que no supe reaccionar. Ella se giró y tras sus ojos somnolientos se dibujó un leve gesto de sorpresa. No la había visto nunca, tendría un par de años menos que yo pero miraba con una seguridad que me desarmó por completo. Ella fue la que habló, la que preguntó y la que no hizo absolutamente nada por...

Nuevo libro de Sancet: “Palabras condenadas a morir en los labios”

Nuevo libro de Sancet: “Palabras condenadas a morir en los labios” Sancet vueleve a sorprender a sus seguidores con un nuevo libro de poesía en el que une poemas con canciones de rock en castellano de diferentes épocas. Hace unas semanas salió a la venta “Palabras condenadas a morir en los labios”, en el que Daniel Sancet Cueto ha alcanzado su máximo nivel como poeta hasta la fecha. Ha sido editado por Ediciones del 4 de agosto, dentro de su colección Planeta Clandestino. Se trata de una edición limitada, numerada y firmada por el autor. Cincuenta y un poemas, cada uno de ellos enlazado con una canción, una original forma de unir la poesía con lo mejor del rock en castellano. Un libro con banda sonora imaginaria, un canto a la libertad creadora. Sancet, conocido por ser el cantante de Insolenzia, está consolidando una sólida carrera como escritor publicando de forma asidua y atreviéndose con muy diversos géneros. Capaz de compaginar su faceta más popular con sus grandes dotes como escritor, Sancet lleva cinco años exprimiendo extensas giras con Insolenzia, publicando la imprescindible trilogía de Insolenzia, y consiguiendo abrirse paso en el difícil mundo de la escritura a través de sus novelas, sus relatos cortos y sus poesías. Su nuevo libro, “Palabras condenadas a morir en los labios”, es una colección de poemas en los que puede encontrarse al Sancet de las canciones, al de las novelas y al de los relatos cortos pero, sobretodo, unos poemas en los que encontramos al mejor Sancet poeta. Unas poesías que vienen sin título pero que al final de cada una de ellas un par de frases seleccionadas por el autor nos hacen viajar a canciones de Barricada, Doctor Deseo, Los Suaves, Reincidentes, Boikot, Mala Reputación, Desakato, Gritando en Silencio, 091, Los Enemigos, Tako, Yeska, El Cuarto Verde, Extremoduro, Tahúres Zurdos, Buenas Noches Rose, EnBlanco, El Último Ke Zierre, Platero y Tú, Silencio Absoluto, La Polla Records, Insolenzia y muchos otros grupos. Uno de esos experimentos de Sancet en los que la literatura va más allá de la literatura y emparenta de forma natural con el rocanrol.   Título: “PALABRAS CONDENADAS A MORIR EN LOS LABIOS” Editorial: EDICIONES DEL 4 DE AGOSTO Colección: PLANETA CLANDESTINO PVP: 5 euros || Extensión: 72 páginas Depósito Legal: LR-168-2015 || ISBN: 978-84-15332-83-1 CÓMPRALO BIBLIOGRAFÍA | DANIEL SANCET CUETO Palabras condenadas a morir en los labios, 2015, Ediciones del 4 de agosto, Logroño (La Rioja). | POESÍA Con el mundo entre las piernas, 2013, Ed. Carcajada Records, Zaragoza. | NOVELA Me quema el sabor de tus ojos, 2011, Ed. Carcajada Records, Zaragoza | NOVELA Desechos de entretiempo, 2011, Ed. Impresiones Quiméricas, Zaragoza | RELATO CORTO – POESÍA La boca del volcán, 2010, Ed. Carcajada Records, Zaragoza | NOVELA Celesto de Calabrez soy yo, 2009, Ed. Impresiones Quiméricas, Zaragoza | POESÍA Diaño y el medallón robado, 2009, Ed. Cemia, Zaragoza | CUENTO INFANTIL ILUSTRADO La transición democrática en Alagón, 2007, Ed. Ayto. de Alagón, Alagón (Zaragoza) |...
Página 1 de 3123