DÍA 3 – Diario de grabación

Un día más en el que la intensidad del trabajo en estudio ha concentrado todos nuestros esfuerzos. Un día más disfrutando.

Anoche estuvimos casi todo el equipo en nuestro piso de Barañain, aquí no hace falta hacer piña, nosotros disfrutamos siendo así: una familia, un equipo, una tribu, un único puño con el que golpear todo aquello que se ponga en nuestro camino. Vimos la película “Ay, Carmela” y se nos entremezclaron las risas y la rabia, se nos erizó la ira y se nos encaramó la impotencia. La memoria siempre tiene que estar presente. Somos los nietos de los que perdieron la guerra civil.

Quizá algún día os enseñemos como terminó esta noche de risas rápidas, con la entradilla de “La vida es así” rebotando por las paredes.

A la mañana las risas dormían y los huesos se estiraban, para salir sin mucha demora hacia El Sótano donde incuban nuestros sueños. Por la mañana, Chuan se dejó grabada la última canción del disco que le quedaba, y una canción extra que hemos compuesto para el recopilatorio “Buenos Humos”. Tan sólo se dejaba para más adelante unas baterías que vamos a meter en una canción acústica que cerrará el presente disco y, por lo tanto, la trilogía.

Al final de la mañana Benito cogió el bajo y tomó el relevo de la grabación. Se ha dejado excelentemente grabadas cuatro canciones enteras (una de ellas la del cd “Buenos Humos”, del que os hablábamos antes), bajo la atenta mirada de Iker Piedrafita. Este último siempre alcanzando la genialidad con cada idea, con esa visión absoluta de la canción, con ese saber sacar lo mejor de quien tiene delante. Líneas de bajo contundentes y machaconas en algunos puntos, brillantes y delicadas en otros momentos, sorprendentes y peligrosas en alguna ocasión. Como la vida misma, como nuestro Benito, como nosotros, como vosotros.

Así que Chuan con casi todo su trabajo terminado ha pasado el testigo a Benito que ha empezado a muy buen ritmo, en la misma línea llevada hasta ahora.

Después hemos regresado a Barañáin y nos hemos sentado todos juntos en el comedor. A hablar. A sonreir. A disfrutar. A vivir. Nuestros estómagos volverán en breve a saborear algunos de los alimentos que nos envió la Mamanager: unas albóndigas con tomate casero, y un sabroso postre a base de cuajada y sobaos pasiegos. Jorge acaba de coger el relevo y se ha ofrecido a encargarse del catering en lo que queda de grabación, está cocinando el arroz con salchichas que comeremos mañana… en la próxima entrega os contaremos cómo nos lo montamos a la hora de comer. Somos los tipos más peculiares que hemos conocido…

Os dejamos que hay que poner la mesa y llenarse el estómago. Que tengáis sueños calientes.

DSC_0197 DSC_0222 DSC_0201 DSC_0189