DÍA 6

Esto va creciendo a un rimo vertiginoso. Las canciones van cogiendo la forma deseada, un gustazo escucharlas aún a falta de cosas por grabar, mezclar…

Hoy la mañana la ha empezado Félix. Ayer por la noche llegó a Pamplona con algún contratiempo que otro con el coche y acumulando fiesta en las piernas… y la cabeza. Ha llegado al estudio a agarrado la guitarra y ha demostrado ser un gran guitarrista; precisio y macarra como sólo él sabe. Le quedaban tres canciones y se las ha quitado de encimacon una facilidad pasmosa. Las guitarras estaban finalizadas… a falta del sólo del que os hablaba el otro día. Y quedaba toda la mañana por delante.

Así que me tocaba de nuevo darle a la garganta y allí que fui, a disfrutar del rocanrol… y del bocata de jamón con pimiento que me iba comiendo entre estrofa y estribillo. Con la canción que se me había atasacado ya grabada, apareció un molesto dolor de cabeza que me atormentó el resto de mañana y que incluso me provocó un mareo que casi me lleva al suelo y que hizo suspender la sesión un poco antes y que me obligaba ha dejarme mi último estribillo para primera hora de la tarde. Después de comer, ya con fuerzas y sin dolor de cabeza, me lo grabé y le dejé paso a Isabel.

Las voces principales de Isabel están quedando de lujo, con un rollo increíble y mucha personalidad. A base de saltitos y una voz de lujo fue atacando cada tema y dejándolos terminados, incluso con coros. Hay tres canciones prácticamente cerradas y mañana tenemos jornada completa de voz de Isabel. Vamos a terminar mucho antes de lo previsto y las mezclas van a empezar en nada.

Nos encanta escuchar las canciones, nos gustaría escuchar este disco si llegase a nuestras manos sin saber de quien es, y, como bien dice Chuan, el que lo escuche se pone a gusto, de una u otra forma se pone a gusto.

Mañana más y mejor. Palabra.