Diario de gira (XIII)

Montalbán (29 may.).

Un sueño, eso fue lo que vivimos en Montalbán, el primer sueño hecho realidad de este nuevo proyecto que nació con la publicación de “La boca del volcán”.
Telonear a Barricada es ya de por sí un orgullo, hacerlo delante de 2.000 personas es ya un privilegio y si a esto le añadimos el hecho de que todo el mundo estuvo pendiente de nuestra actuación, pegados al escenario y cantando nuestros estribillos… eso es un sueño. Sin duda.
La expedición arrancó el viernes; Benito, Isabel y yo, salimos hacia Alcorisa con las dos furgonetas y todo el equipo. Allí estableceríamos nuestro centro de operaciones. Nos adelantamos para ir calentando el ambiente… y vaya si lo calentamos. El fin de semana nos ofrecía un prometedor comienzo.
Al día siguiente a las 15:00 horas, puntuales como clavos, estábamos en el Campo de Fútbol de Montalbán. A nosotros se unieron Félix, Miguel, Luis, Roche y Jabato como pipas y Jorge como técnico de sonido. Fuímos un equipo compacto y profesional de principio a fin. Y se notó.
Se me acumulan los recuerdos, Alfredo bajando del escenario a saludarme, el abrazo con el Drogas, las palabras con Ibi, … Fue una noche muy especial y Barricada nos hicieron sentir especiales con gestos como venir a ver nuestra actuación, la atención prestada a la Insolenzia por todo su equipo, los alagos de su gente después de nuestra actuación… Gracias, cada día os admiramos más.
Y del concierto… los pelos de punta al ver a la gente cantando estribillos, al ver los brazos en alto, al ver a Isabel al borde del escenario liderando la banda, al ver a todos comportándose como profesionales, al ver las caras de felicidad de después, al ver a Jabato emocionado por cómo había salido todo, al ver la sonrisa sincera de Jorge contento como uno más, al ver a Roche incansable y pendiente de todo, al ver, en definitiva, a la Insolenzia.
No puedo decir más.