Reseña CD´s “En Directo” en la web “Rock Sesión”

La web “Rock Sesión” acaba de publicar una reseña del material sonoro de nuestro trabajo “En Directo”.

LEER EN WEB ORIGINAL

Os la transcribimos para poder leerla cómodamente:

Cuando un grupo apuesta por la autogestión corre el riesgo de que las cosas vayan ‘un poco más despacio’ de lo que suele ser ‘normal’. Si es que uno y otro entrecomillado tienen sentido cuando hablamos de rocanrol, por desgracia, minoritario. Insolenzia concluía con Con El Mundo Entre Las Piernas, en octubre de 2013, su trilogía iniciada en 2010 con La Boca del Volcán y continuada con Me Quema El Sabor de tus Ojos. Rocanrol peleón regado con la literatura de Daniel Sancet –no hay que olvidar que una novela acompañaba cada lanzamiento-, dulcificado por la melodiosa voz de Isabel Marco, apoltronada con la fuerza de sus tres guitarras (la de Isabel, Félix Ruiz y Miguel Lucía) y la base poderosa de Daniel Benito (bajo) y Chuan Pablo (batería). El 23 de enero del pasado año la banda reunía a una buena colección de artistas invitados en la sala Las Armas de su Zaragoza natal para registrar su primer trabajo en directo, un esfuerzo que, tras un arduo periodo de ‘apadrinamiento’, ve la luz casi un año después, recogiendo con naturalidad y sin trampa ni cartón todo lo que ofrece la banda cuando se sube a un escenario.

Alfredo Piedrafita (Barricada – Miss Octubre), Davíz Rodríguez (Mala Reputación), Odón Serón (El Cuarto Verde), Enrique Cabezón (EnBlanco), Antonio Abengoza (Yeska), Diego “Chaco” (Los Pirris), los casi onmipresentes Fernando Madina (Reincidentes) y Juankar Cabano (Boikot) y, a la postre su productor, Iker Piedrafita (Dikers – Miss Octubre) fueron los invitados a una noche que pasará a la historia, ojalá todavía incipiente, de la brava formación maña.

Solo ‘Asalto Final’ del último de estudio no entra en un repertorio que se centra por tanto en el mejor trabajo de la banda en sus 23 cortes. El sonido es de altura y refleja que la melodía y la potencia no tienen que dormir necesariamente en camas separadas. Si en alguna ocasión he manifestado que la voz de Daniel se hace cuesta arriba en algunas ocasiones, esa sensación se diluye en el directo, puesto que aporta una dosis enérgica que no decae, que sacude y engancha sin que chirríe como ocurre a veces en el formato más frío de un disco de estudio.

El directo, en mayor medida si cabe que el propio grupo como tal, tiene un punto de romanticismo muy acusado gracias a la mezcla. Se transmite en la escucha calor, sudor, ilusión y canciones que en su concepción parecen cobrar sentido al ser proclamadas sobre las tablas. Un reducto ensoñado de dos horas en la que las Justicia musical parece cobrar sentido, aunque todo haya siempre que pelearlo. Y es que a veces uno no entiende cómo un grupo con este sonido, no ya que no sea radiado en emisoras convencionales, sino que sea con frecuencia ignorado por festivales del mundillo. Un tanto similar a lo que le pasó a Pan De Higo, con su propuesta similar desde la vecina Barcelona.

Este En Directo (que ofrece una versión sorprendente del ‘Reptil Gusano’ de su paisano Manolo Kabezabolo) se puede disfrutar en dos formatos, uno con el doble CD y otra edición ‘Deluxe’, que incluye, además del DVD del concierto, un documental de 80 minutos, titulado ‘Yo Nunca Quise Ser Normal’, en el que se aborda la apuesta por la autogestión, el machismo en el rock, la composición, la situación de la escena… con opiniones de gente de Marea, Reincidentes, Boikot, Barricada, Desakato, Tako, Mala Reputación o Lujuria. (Óscar Sancho, ya saben, siempre dispuesto a contar las verdades del barquero). Como guinda, un libro de 100 páginas incluye fotografías de la noche, textos de Kutxi Romero, Aurora Beltrán, Patxi Irurzun, David González, Lucía de Andrés, Kike Babas, Enrique Cabezón o Kiko Martínez y un corto de Sancet, que pone lírica y emociones a todo lo vivido en esa noche.

No puedo opinar al respecto porque solo he podido ver el videoclip difundido (la entrada del concierto, ‘En Mitad de la Nada’), pero aseguran que el concierto fue registrado con cinco cámaras HD, aunque en dicho tema se utilizan casi en su mayoría las imágenes de dos (la general frontal y la trasera, desde el escenario). En cualquier caso, podemos inferir de ello que las dos horas visuales dejan a las claras que fue una noche de las de brega, con una sala llena y el brindis, aunque sea al sol, de que el rocanrol sin más propósito que el de existir sigue siendo más que suficiente para celebrar seguir estando vivos.